La publicación de cualquier fotografía en cualquier medio de comunicación o incluso en redes sociales requiere el permiso del autor de la misma y que además aparezca su nombre en la fotografía. En el caso de que el fotógrafo desee retirar esa imagen, tiene derecho a exigirlo. La actual ley de propiedad intelectual vigente en España protege hasta tal punto los derechos del autor de la fotografía que en el caso de reportajes fotográficos, si el fotógrafo se niega a dar copias de las fotos, la ley le ampara a no hacerlo.